sábado, febrero 03, 2007

Penélope Cruz: más freaky que Tamara (la mala)

[[ADVERTENCIA]] Esto no es lo parece. No hallarás aquí una letanía de adulaciones fáciles o artimañas insidiosas con objeto de desprestigiar a la actriz. El artículo que estás apunto de intentar leer no pretende ser del montón, o de uno de los dos montones, diferenciados entre los que encumbran al olimpo de las divas a Penélope Cruz y quienes la condenan a las tinieblas de la mediocridad interpretativa. Al autor de estas líneas se la trae bastante floja el etiquetado espartano al que se pueda someter a la actriz, para bien o para mal. La intención de estas palabras cursa por otros cauces, pues para La Estufa Eléctrica la artista es, sobre todo, un icono del bizarre castizo, y dado que en estos momentos está de rabiosa actualidad se merece un sentido homenaje.




Penélope Cruz está de moda. Está de moda babosearle el nombre entre alabanzas; también lo está cuestionarla como actriz y producto mediático; están de moda su imagen, su figura, sus labios, sus curvas y sus tetas. Cuando ese peluche catalán, gran falacia humana y cretino cinematográfico llamado Bigas Luna, realzó sus prietas carnes para el deguste del apetito morboso ibizenco medio en ese irritante filme llamado Jamón Jamón, nació una nueva estampita del onanista. Ahí, entre la pelusa púbica del Javier Bardem más mediterráneo, envuelta en un vertical polvazo que ya forma parte de la historia del cine español, vio la luz un icono emblemático para todo aquel legionario de la carne que lea las revistas del cuore a una sola mano y acuda al cine siempre desde la última fila. Amenábar - otro necio de las artes, aunque este sea más tapón y esmirriado -, Hollywood, Matt Damon y el Vainity Fair hicieron lo imposible por, involuntariamente, desexualizar el lozano mito. Penélope Cruz se ciñó el corsé de la comercialidad absoluta y dio la razón a todos aquellos que la denigraban como actriz, y más tarde, cienciología y portada de mil revistas mediante, como persona. Ya nadie se acordaba de sus tetas. Ya nadie se acordaba de sus labios. Ningún estudiante de álgebra liberaba la tensión de un examen imaginando un encuentro entre su pollita y los sinceros muslos de la madrileña. Porque allí estaba Scarlett, y aquí Kira Miró, Pataky… ¿A quién le importaba ese deshecho artístico de boca de pato? ¿Por qué resucitar sus encantos habiendo una oleada inminente de pechuguitas tiernas a las que recibir en orgiástica bienvenida mediática? Nadie podía salvar a la que algún momento fue felizmente bautizada como Pe (quien sabe si como homenaje de sus legiones de fans, que impulsados por la fálica radiografía ambiental del filme de Bigas Luna decidieron otorgarle la primera sílaba de su elemento común de idolatría en ermitaño culto).



Un día, España se levantó con la noticia de que Pedro Almodóvar contaría con un reparto íntegramente femenino para su reconciliación consigo mismo hecha película: Volver. Encabezando el cartel, Penélope Cruz. El manchego había colaborado por primera vez con la actriz en Carne Trémula, donde agradeció a su director el regalo en forma de pequeño – aunque agradecido – papel con una interpretación radical, sobreactuada hasta el límite de la farsa como le gustan al papá de Pepi, Luci y Bomb. Más tarde vendría la sidosa de Todo sobre mi madre, donde Pe volvía a dar una lección de opereta en falso, comiéndose la pantalla cada vez que aparecía en ella, dilatando el recuerdo de su personaje – en principio anecdótico – a lo largo de toda la película. Estaba claro que sólo Almodóvar parecía poder obrar el milagro y sonsacar de entre las catacumbas de la indiferencia a una estrella del teatrillo de gignoles como Penélope Cruz, que habiendo adquirido con los años mayor atención mediática, e incluso una esforzada reputación como buena actriz, había dilapidado su carga sexual al servicio de las romerías de la alfombra roja. Y con Volver, con Raimunda, volvió a brillar. Seguía interpretando con el riesgo de las grandes, como los caracoles al filo de la navaja; lo hacía como el culo, hablaba como leyendo grandes cartelones, vocalizaba robóticamente y su expresividad emocional resaltaba con donaires zarzuélicos. Con una sobreactuación monstruosa, Penélope Cruz se reafirmaba ya no sólo como una actriz excelente, sino como una auténtica musa para el pajero recalcitrante, que una y otra vez se había visto decepcionado por gélidas interpretaciones capaces de emascular al más salido de los voyeurs, y al fin veía recompensada su fidelidad.

Cualquier academicista se indignaría con estas palabras, bien por besarle los pies a una actriz horrible por lo que él consideraría el mero hecho de ser horrible, o bien por hablar de sobreactuaciones refiriéndome a quien él ve como una actriz maravillosa. En cualquiera de los dos sectores, pro y anti Cruz, se deberían cruzar diferentes lecturas sobre este homenaje que desde L.E.E. le rendimos . No era otra nuestra intención. Porque este artículo ofrece una doble lectura en sí del personaje, y es que una mujer con su pasado merece cualquier beneficio de la duda en lo que a su arte a la hora de ejercer como actriz se refiere. No olvidemos las raíces de Penélope:

Ahí quedan sus pinitos. El germen del atroz Club Megatrix se halla en esta pequeña joya, un programa, La quinta Marcha, que Pe coopresenaba junto a Jesús Vázquez en el Telecinco de las mama chichos y las noches Y tal Y Tal. Más tarde, y para más inri, el gallego sería procesado por el caso Arnie, y empezó a especularse maliciosamente por parte de las revistas de la época con los juegos que el actual chico OT pudiese haber practicado con la joven chiquilla de los labios de embutido. Como sabrán, el caso se cerró y Vázquez quedó en libertad junto con el resto de implicados en el montaje. Pe, mientras, seguía creciendo como artista y como mujer:



No podría definir mejor este vídeo que mi amigo Artero, cuando soltó aquello de «Mi cantante lesbiana favorita, Ana Torroja de Mecano, se codea con esta canción "Fuerza del destino" con Penélope Cruz cuando todavía estaba comestible». Muy grande, Arty. Somos muchos los que alentamos a Penélope para que vuelva a los brazos de Nacho Cano, dándonos la razón a aquellos que la consideramos inconoclasta, zorriputa, trash, carne de paja y freak, muy freak. Y que emplee esa palabra hoy, día en que el término se ha tiranizado por el populacho y es empleado sin vergüenza por las señoras analfabetas y opulentas que compran merluza en la plaza, tiene mucho valor. Mucho.
Pero las relaciones con el mundo de la música de Pe no terminan ahí. Más allá del catre de los hermanos Cano se halla el lírico cosmos parnasiano de uno de nuestros poetas más prometedores; prepárense para el show del hermano pequeño de los Cruz, Eduardo, cantante con arte a quien su hermana define, "sin que me ciegue la pasión", como "un auténtico genio".



Una mujer capaz de perder la dignidad al lado de Jesús Vázquez presentando un esperpento catódico para críos, capaz incluso de hacerle el amor a Nacho cano. Una mujer, atención, capaz de recuperar el feeling sexual con el público al encaramarse a un culazo de plástico para aportar mayor mancheguismo a su personaje. Queremos que el solitario teenanger mancille su fotogramas con su esperma al pensar en tus curvas. Queremos que te conviertas en la próxima perversión fílmica de un tío que se folla a su hija. Queremos que ganes ese maldito Oscar. Porque eres mucho más de lo que dicen. Eres bizarra. Eres Estufa. No cambies, Pe, no cambies.

14 :

Anonymous Somarra Excretó esto...

Pero, ¿de verdad crees eso o es solo una excusa que pones para poder estar a favor de una actriz española que triunfa en el extranjero?

Aunque hay que reconocer que lo de Natxo Cano es muy muy freak.

domingo, 04 febrero, 2007  
Blogger 6dedosgordosdelpie Excretó esto...

Una actriz capaz de hacer que cada línea de guión que pronuncia parezca un orgasmo fingido, siempre merecerá mis respetos.

domingo, 04 febrero, 2007  
Anonymous Somarra Excretó esto...

Y un huevo.

Pero oye, el post muy grande, muy pero que muy grande.

domingo, 04 febrero, 2007  
Anonymous don Clueco Excretó esto...

Estic àmpliament satisfet per aquest article, que retrata a Penèlope Cruz com es mereix, com el que és; una autèntica guineu capaç de qualsevol cosa per un poc de reconeixement internacional.

A més, va pertànyer a una secta, l'església de la cienciología. Jo, que vaig ser membre fundador de Terra Lliure al costat dels meus amics Joan, Josep i Joan (ometo els seus cognoms per a evitar *suspicaces comentaris malintencionats de Tuerto Izquierdo), estic trobar de les sectes. Pertànyer a una secta és un acte digne de gent senzillament asesinable.

domingo, 04 febrero, 2007  
Anonymous tuerto izquierdo Excretó esto...

Me quiero poner pechos, ¿me hacéis una recomendación?

domingo, 04 febrero, 2007  
Anonymous encarna sánchez Excretó esto...

Penélope Cruz está buenísima. Yo era de las que se metían tol puño en los bajos con su foto delante.

Pe, te quiero. Correspóndeme, porfavor.

domingo, 04 febrero, 2007  
Anonymous pe Excretó esto...

No.

domingo, 04 febrero, 2007  
Anonymous encarna sánchez Excretó esto...

Eres igual que todas. Una verdadera putita.

E.

(Chelo García Cortés, eres la siguiente)

domingo, 04 febrero, 2007  
Anonymous Luixy Toledo Excretó esto...

A todo esto, señor 6dedos, mucha admiración y muchas patatas, pero por el momento no me ha dedicado usted ningún post-it de esos.

A viva mierda.

Con cariño:
Luixy

domingo, 04 febrero, 2007  
Blogger 6dedosgordosdelpie Excretó esto...

Cuanta razón tienes, Luixy.

Lo apunto como tarea pendiente para la semana que viene.

Prometido.

Palabrita de sátrapa.

domingo, 04 febrero, 2007  
Blogger Camilo de Ory Excretó esto...

¿Cruz Cruise Cruz?

¿Cous-cous?

¿Pedro? ¿O?

lunes, 05 febrero, 2007  
Anonymous insurjente Excretó esto...

En la E.E. (me) borran comments y queman libros!

fascios!

martes, 06 febrero, 2007  
Blogger El Gran Chimp Excretó esto...

Es la nueva Chus Lampreave. Y si no, al tiempo.

martes, 06 febrero, 2007  
Blogger De naturaleza sideral Excretó esto...

Hola chavalada, me gusta este blog nuevo para mi y esas cosas, lo he linkeado.
Y d la Pe no digo nada, creo que el pst es por lo menos suficientemente largo y lleno de cosas

miércoles, 14 febrero, 2007  

Publicar un comentario

<< Home

free web stats
.