sábado, mayo 06, 2006

Yo creía ser un tipo normal

Me gusta la política, o no, o qué se yo (bendito Karlos Arguiñano). Bueno, que quieren que les diga, forma parte del subconsciente, pienso, la elección de los instintos más bajos. Por eso mismo no puedo controlar sentir cieto enganche o emoción, ante una ciencia que en realidad (mejor sería decir "en verdad") me aburre como a un bebé inquieto la muecas de sus papás. Ahí, en lo subterraneo de la decencia, en el primer brochazo de pintura de una fachada de realidad forzada (esa personalidad falsa que mostramos al mundo), es donde radica la verdadera fé en uno mismo; y por lo tanto, los gustos y las mercedes, virtudes, y defectos. Me explico: las primeras pinceladas de una casa, son las tendencias políticas que encontramos en nuestro interuior, ese fuego de tertuliano mordaz y cruel que desea insultar con un apelativo popular ("facha", "rojo") al contrario público. La pintura, es ésa que nos obliga a agachar la cabeza, a mordernos los nudillos y llamar líder iniscutible al facha, o benefactor competente al rojo.
Luego están, claro, los sinceros, aquellos que siempre dicen lo que piensan. O eso es lo que creen (porque se lo hacen creer a sí mismos) ellos. Nadie se escapa de la quema de lo políticamente correcto, aunque no siempre resida la sublevación de lo mostrable en la polaridad radical ("me gusta mucho como habla este chico, pero yo soy del otro partido, claro"). A veces, simplemente nos obliga a decir que Castro es un dictador sanguinario cuando en realida creemos que es un campeón de la democracia revolucionaria. O, siendo un tocapelotas incansable, a decir que Castro es lo más de lo más, solo porque nos forzamos a nosotros mismos a ver almendras en los manzanos, a teñir la realidad de otro color (en este caso rojo, supongo).
Yo les juro que soy sincero, de verdad, se lo juro. Pero no sincero como los empaquetados en el caso que abría el anterior párrafo (Sánchez Dragó, Gustabo Bueno...), sino como un siervo del consciente, que adoraría soñar con otras cosas que no fueran elecciones o estatutos de mierda. Por eso mismo trufo mis textos de parafernalias de verborrea fácil, por un miedo al pensar en exceso, supongo. Quien sabe, a lo mejor por haber nacido y vivido (poco)en un ambiente de política de terraza veraniega, soy en realidad un huidizo de esta ciencia, y aún no me he dado cuenta. Aunque a todo el mundo le llega el día de darse con las hipotecas en las narices. Los expertos la llaman adolescencia, los perezosos universidad, y los genios, lecho de muerte.

5 :

Blogger el necroscopio Excretó esto...

Con el discurso que has soltado, podrías dedicarte a la política, macho, es una lástima porque es el oficio más lucrativo; Ya sé que cualquiera de las ideologías vale para sacarnos el dinero de los impuestos y hacer chanchullos. Los políticos son todos unos parásitos, con el rey y demás ralea a la cabeza, eso es obvio a cualquiera que -como dices- no quiera mentirse a si mismo. No hace falta que por ello me llamen Republicano, es de cajón, Coño.
Igual que los curas y demas proselitismos.Viven del cuento nos lo creamos o no. Y los Yupis que viven a costa de los ahorros de pequeños inversores engañados...Sin comentarios.
Pero en esta vida, que nos exige que nos definamos a cada momento, -porque lo demás nos definen por lo que decimos- la gente nos clasifica según a que palo vamos.
Si nos salimos "del palo" somos unos "chaqueteros",Si no les gusta lo que decimos "falsos"; si criticamos a todos unos "apoliticos", tienen etiquetas para todo...
¿y que mas me da?
Sólo yo y el alcohol sabemos la verdad...
Yo creo que sólo hay gente egoista y gente algo menos egoista, el resto son pajas mentales para autojustificarse.
Un saludo

lunes, 29 mayo, 2006  
Blogger 6dedosgordosdelpie Excretó esto...

Subrayo gran parte de tu post, menos la lapidaria referencia a la honradez de los políticos. Es verdad que las Malayas, los Malayos, los urbanismos y demases, sorroboran tu teoría (y la de muchos, por no decir todos NOSOTROS, humanos del mundo mondante) de la tóxica corrupción.
Pero creo firmemente en el sistema político bajo el que nos gobiernan, ladrones o no. Y a los parásitos, a la mierda pura, hay que echarla a patadas, actuar, VOTAR. El neo-anarquismo le viene de perlas a unos partidos que se hacen de oro, mientras los supuestos progres fumadorews de marihuana se llenan la boca con barbaridades supuestamente izquierdosas, que se quedan en la nimia conformidad.
Cordialmente, BCJr

martes, 30 mayo, 2006  
Anonymous Anónimo Excretó esto...

Very pretty site! Keep working. thnx!
»

martes, 04 julio, 2006  
Anonymous Anónimo Excretó esto...

Hallo I absolutely adore your site. You have beautiful graphics I have ever seen.
»

viernes, 21 julio, 2006  
Anonymous Anónimo Excretó esto...

I find some information here.

domingo, 23 julio, 2006  

Publicar un comentario

<< Home

free web stats
.